COCEMFE València reivindica un día a día sin desigualdades para las personas con discapacidad

(València, 2 de diciembre de 2021)

Con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se conmemora mañana 3 de diciembre, COCEMFE València (Federación de asociaciones de personas con discapacidad física y orgánica de la Provincia de Valencia) y su Movimiento Asociativo reclaman un calendario sin desigualdades para las 2,5 millones de personas que representan.

Queremos un día a día como el de cualquiera”, reclaman COCEMFE y su Movimiento Asociativo en el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Su máximo deseo, y la columna vertebral del intenso trabajo que llevan realizando desde 1980, es que deje de ser necesario celebrar este tipo de efemérides porque ya no existan desigualdades en el calendario.

Según el presidente de COCEMFE, Anxo Queiruga, “acciones tan normalizadas para la ciudadanía como un recreo en el colegio, un paseo por el parque, una consulta en el hospital, una reunión de trabajo o un beso en la calle son para muchas personas con discapacidad acciones prácticamente inalcanzables por la multitud de barreras a las que nos enfrentamos, lo que supone al mismo tiempo, la vulneración de nuestros derechos”.

“Las personas con discapacidad reclamamos el compromiso de la sociedad y sus representantes políticos para asegurar una atención sociosanitaria adecuada, la educación inclusiva, el acceso al empleo, la representación institucional, el cumplimiento de las leyes, la accesibilidad universal y la eliminación de estigmas sociales”, señala el presidente de COCEMFE, Anxo Queiruga. 

Por ello, COCEMFE y su Movimiento Asociativo ponen el foco en aquellas cuestiones sobre las que trabajan durante todo el año para evidenciar los cambios sociales que siguen siendo necesarios y beneficiosos para el conjunto de la sociedad.

En el ámbito educativo y la formación no reglada todavía son necesarios grandes avances dirigidos a promover el desarrollo social desde la educación, a combatir los prejuicios existentes sobre la discapacidad en los centros educativos, a proporcionar las herramientas que requiere el profesorado para borrar la desigualdad en las aulas y lograr que la formación sea verdaderamente la llave para acceder al empleo y alcanzar la inclusión real.

En el ámbito sociosanitario, las prioridades son lograr una atención continuada, especializada y justa, con diagnósticos precisos, con tratamientos adecuados, con un sector sanitario formado y empático que prime la escucha atenta en el ejercicio diario de su profesión y, en definitiva, con una vida digna basada en el cuidado de la salud.

Continúan produciéndose incumplimientos a diario de la legislación que ampara los derechos de las personas con discapacidad. Por ello, COCEMFE y sus entidades reclaman el cumplimiento de la normativa dirigida a promover la inclusión y vida independiente de este grupo social, así como consenso político en torno a la reforma constitucional que pretende reforzar el ejercicio de sus derechos, así como un mayor peso en las instituciones y en el desarrollo de políticas que afecten a las personas con discapacidad.

La accesibilidad universal, una de las reclamaciones del Movimiento Asociativo de la discapacidad que más benefician al conjunto de la sociedad, sigue estando muy lejos de ser real. En España hay 100.000 personas encerradas en su domicilio a causa de las barreras físicas, 100.000 personas a las que se les niega la experiencia vital que debería ser patrimonio de cualquiera. COCEMFE y su Movimiento Asociativo exigen acabar con esta situación extremadamente discriminatoria y hacen un llamamiento a adoptar siempre una forma inclusiva de proyectar lugares, objetos y procesos en la que toda la sociedad gana.

La accesibilidad universal, una de las reclamaciones del Movimiento Asociativo de la discapacidad que más benefician al conjunto de la sociedad, sigue estando muy lejos de ser real. En España hay 100.000 personas encerradas en su domicilio a causa de las barreras físicas, 100.000 personas a las que se les niega la experiencia vital que debería ser patrimonio de cualquiera. COCEMFE y su Movimiento Asociativo exigen acabar con esta situación extremadamente discriminatoria y hacen un llamamiento a adoptar siempre una forma inclusiva de proyectar lugares, objetos y procesos en la que toda la sociedad gana.

Todo el mundo tiene derecho a un trabajo digno y, sin embargo, todavía existen enormes obstáculos para que las personas con discapacidad puedan emprender una carrera profesional. Por ello, el Movimiento Asociativo de COCEMFE quiere poner en valor la importancia de disponer de los cauces adecuados para lograr el desarrollo del talento y la motivación de las personas con discapacidad y de promover su inclusión laboral con una renovación de las políticas de empleo para este grupo social.

Las barreras mentales son las que más oportunidades restan, es decir, aquellas miradas, palabras, actos y omisiones que estigmatizan a las personas con discapacidad. En este sentido, COCEMFE apuesta por la innovación social, con un nuevo imaginario en torno a la discapacidad, y la eliminación de todas las etiquetas para dar lugar a nuevas formas de pensamiento y una igualdad de oportunidades real.

Bajo el lema ‘Por una vida sin desigualdades en el calendario’, y haciendo uso del hashtag #PorUnDíaComoTodos, el Movimiento Asociativo de COCEMFE está desarrollando esta semana en redes sociales una campaña de incidencia social dentro del ‘Proyecto estratégico de difusión, información, asesoramiento, sensibilización y empoderamiento de las personas con discapacidad física y orgánica’ de la Confederación, financiado a través de una subvención procedente del 0,7% del IRPF del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.