LA VOZ DE COCEMFE VALENCIA: YO, MUJER

El pasado 8 de marzo se celebró el día de la mujer, pero…. conocemos de donde viene este día de reivindicación? Desde COCEMFE Valencia queremos dar a conocer el origen de este día, por qué se celebra y la visión que  tienen diferentes entidades acerca de él.

Las Naciones Unidas formalizaron el 8 de marzo de 1977 el Día Internacional de la Mujer. Sin embargo, este día tiene sus orígenes en la historia de las luchas de los trabajadores y las protestas de las mujeres a principios del siglo XX en América del Norte y Europa.

Fue en el año 1909 cuando en Estados Unidos, bajo el liderazgo de la sociedad de mujeres socialistas estadounidenses, decidió cada último domingo de febrero se celebrara el «Día Nacional de la Mujer» para celebrar la igualdad de derechos civiles. Durante la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, en 1910 en Copenhague, Clara Zetkin, periodista y activista alemana, pidió a las «mujeres socialistas de todos los países» que organizaran un Día Internacional de la Mujer anual. Un día que se celebró desde el 19 de marzo de 1911 en Austria, Alemania, Dinamarca y Suiza. La fecha fue elegida porque ese día, durante la revolución de 1848, el rey de Prusia había prometido, entre otras cosas, el voto a las mujeres, promesa que luego olvidó.

 

Sin embargo, según otros, fue la revolución bolchevique la que impuso el 8 de marzo. El 23 de febrero de 1917 del calendario juliano (que corresponde precisamente al 8 de marzo del calendario gregoriano), las mujeres se manifestaron en las calles de Petrogrado (San Petersburgo) para exigir «pan y paz». Este evento marca el inicio de la Revolución Rusa y la fecha del 8 de marzo se celebrará oficialmente en la Unión Soviética a partir de 1921.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la celebración del 8 de marzo llegó a muchos más  países, aunque no fue hasta 1977 cuando las Naciones Unidas formalizaron el Día Internacional de la Mujer, animando así a todos los países del mundo a celebrar los derechos de la mujer.

En España, el Día Internacional de la Mujer se celebró por primera vez en 1936, tras la victoria electoral de las izquierdas el 16 de febrero, a la que contribuyó de manera decisiva el voto femenino.

El tema del Día Internacional de la Mujer  para la edición 2021 para la ONU, ha sido: «Liderazgo femenino: Por un futuro igualitario en el mundo de Covid-19 donde se hizo hincapié en los increíbles esfuerzos de mujeres y niñas de todo el mundo para dar forma a un futuro y una recuperación más equitativos después de la pandemia de Covid-19, en consonancia con el tema prioritario del 65º período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, “La participación de las mujeres y la adopción de decisiones por ellas de forma plena y efectiva en la vida pública, así como la eliminación de la violencia, para lograr la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas”, y con la emblemática campaña Generación Igualdad, que exige el derecho de las mujeres a la toma de decisiones en todas las esferas de la vida, la igual remuneración, la distribución equitativa de los cuidados y el trabajo doméstico no remunerados, el fin de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas y unos servicios de atención de la salud que den respuesta a sus necesidades.

Las mujeres se encuentran en la primera línea de la crisis de la Covid-19 como trabajadoras de la salud, cuidadoras, innovadoras y organizadoras comunitarias. También se encuentran entre las y los líderes nacionales más ejemplares y eficaces en la lucha contra la pandemia. La crisis ha puesto de relieve tanto la importancia fundamental de las contribuciones de las mujeres como las cargas desproporcionadas que soportan.

Desde el movimiento asociativo, la Fundación CERMI mujeres y bajo el lema ‘Nosotras también somos mujeres’ denunciaron en su manifiesto  las discriminaciones múltiples e interseccionales que como mujeres seguimos soportando, y para exigir al conjunto de la sociedad y a los poderes públicos la adopción de una agenda inclusiva que tome en consideración la diversidad de las mujeres, sin excepciones.